sábado, 7 de junio de 2014

Pasaron los días desde esta foto, ahora con 16 años llegaron a gastar esa sonrisa que parecía capaz de soportar cualquier cosa, cualquier golpe, la gastaron y le sacaron todo su brilló. La vida se agotó y el cuerpo camina sin rumbo, el alma pide un poco de tranquilidad como una brisa de verano que te refresca y te da el aliento para andar un poco más.
No es fácil caminar sólo, no es fácil levantarse sólo y seguir viviendo como si no pasó nada. Viven de mi, viven de comer mi felicidad y revolcarse en mi paciencia.
Dios supuesto alguien que nos levanta de cualquier cosa ni da señales de que va a cambiar algo, porque NO existe en estos momentos cuando más lo necesitas. En mi tempestad me trato de escapar pero me envuelve y me tira, no tengo ganas para sonreír y hacer que no pasa nada, no hay fuerza , esperanza o ganas de vivir.

4 comentarios:

  1. Vengo del blog de Ame y me ha encantado tu Espacio; por lo cual, si no te importa, me hago seguidor de tan bello Rincón.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Un placer que me sigas, gracias!. Otros abrazos

    ResponderEliminar
  3. La vida pasa super rápido y por eso tenemos que aprovechar cada momento.
    Pásate si quieres, un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tienes un premio en mi blog
    http://mimundoenuncuento.blogspot.com.es/2014/07/premio.html

    Besos =)

    ResponderEliminar